Los empleados desperdician más de un 36% de su jornada laboral buscando información

La clasificación inadecuada de los documentos, la falta de ella o el extravío, los principales motivos que llevan a cada trabajador a malgastar 67 minutos al día en busca de documentación clave para su trabajo.

Según un estudio recogido por OpenKM los empleados emplean más de un 36 por ciento de su jornada laboral en búsqueda de información relevante para su trabajo. Es más, el estudio asegura que cada trabajador desperdicia hasta 67 minutos al día en la búsqueda de documentación necesaria. “Esta pérdida de tiempo supone un elevado coste para las empresas. El motivo es la falta de una gestión de la información en las empresas”, destaca el informe.

El estudio, asimismo, asegura que “una mala gestión de la información implica una pérdida de tiempo en la jornada del trabajador y por tanto, una disminución de la eficiencia. Esta pérdida de tiempo es debida a las horas que se invierten en buscar un documento que está mal archivado, o bien que está perdido. A esto se le añade las horas que se malgastan en clasificar de modo manual dicha documentación con los errores que pueden darse”.

El 7,5 por ciento de los documentos archivados en papel se pierden mientras que el 3 por ciento está mal archivado. Además, el 90 por ciento de los documentos que se consultan diariamente se manejan sin ningún tipo de gestión apropiada para su custodia. “Todo ello implica en la empresa una serie de costes debido al tiempo empleado y a la falta de efectividad. La implementación de una herramienta de gestión documental permite a las empresas un ahorro anual de más de 1200 por ciento por departamento en costes y hasta 150 horas debido a la simplificación y racionalización del flujo interno de los documentos”.

Fuente:  ComputerWorld.

Las empresas digitales detectarán oportunidades en cuestión de segundos, según Gartner

El sello distintivo de una empresa digital será su capacidad para detectar oportunidades en cuestión de segundos, según adelanta la consultora Gartner que ha acuñado el concepto de ‘business moment’ para bautizar una nueva forma de aprovechar una oportunidad transitoria dinámicamente.

Los expertos de esta firma consideran llegado el momento de la transición desde la empresa actual hacia el mundo de los negocios digitales. Una empresa digital generará nuevos planteamientos corporativos en los que la frontera entre el mundo físico y el digital se difumina. Promete una convergencia sin precedentes entre personas, empresas y cosas, rompiendo los moldes de la organización actual.

No en vano, Gartner estima que en 2020, estarán conectados a Internet más de 7.000 millones de personas y empresas, y al menos 30.000 millones de dispositivos. Este contexto en el que personas, empresas y cosas se comunican, negocian y hacen transacciones entre sí, es el desencadenante de este nuevo mundo de empresas digitales.

Las cadenas de valor, las oportunidades de negocio, serán diametralmente distintas a las actuales y, según la consultora, las empresas tradicionales no serán capaces de dar respuesta. Como subraya Gartner, se pondrá a prueba el mercado actual, así como el dominio de los grandes actores de cada sector.

La mayoría define la empresa digital como una mera extensión de la actual tecnología corporativa, un paso más hacia el e-business. Pero la consultora lo ha bautizado como “digitalización”, y considera que supondrá un gran cambio que automatice los procesos y haga replantearse también la forma de competir. Es decir, con implicaciones para la competencia, el talento y el riesgo, por ejemplo.

Es lo que también ha denominado en otro momento como Nexo de Fuerzas, la convergencia de una serie de tecnologías (social business, movilidad, información y la nube), en lo que se considera la próxima revolución de las TIC.

Esta nueva era que transformará las organizaciones tal y como las conocemos, para dar a luz la empresa digital, centrada en aprovechar las nuevas oportunidades y crecer en ventas. Al igual que en revoluciones anteriores, determinará quién sale favorecido y perjudicado, en función de la rapidez de reacción ante lo imprevisto. Momentos de oportunidad por explotar, muy breves, incluso en cuestión de segundos será necesario responder. “Momentos de la verdad”, como los define, que impactarán en toda la organización.

“Cada sector tendrá sus ‘business moment’ que serán críticos para su futuro y el de sus clientes, que determinarán la pérdida o ganancia de una venta, o la transformación de la industria, en unos instantes. La pregunta es cómo aprovecharán las empresas esas ocasiones y manejarán estas oportunidades y retos momentáneos”, concluye Gartner.

Fuente: ComputerWorld.