El Cloud computing transformará la experiencia aeroportuaria

Los aeropuertos cada vez son más conscientes de la necesidad de apostar por los sistemas de última generación en la nube a fin de mejorar la eficiencia operativa en un mercado que plantea numerosos desafíos”, según un informe publicado por Amadeus y al que ha tenido acceso Computing.

El informe ‘IT makes sense to share: making the case for the cloud in Common Use airport technology’ se sirve de las opiniones de más de una veintena de CIO aplicadas a la industria aeroportuaria para indagar en el argumento empresarial a favor de la adopción de sistemas de uso compartido basados en la nube por parte de los aeropuertos.

El aumento de la presión tanto por parte de los grupos de interés como de los competidores obliga a los aeropuertos a aumentar la eficiencia del uso de los recursos de TI para operar de forma efectiva y trabajar de un modo más colaborativo con las aerolínea; al tiempo que buscan fuentes de ingresos alternativas para seguir siendo competitivos. El informe indica que la estrategia de modernización de los sistemas de uso compartido constituye una forma de abordar estos retos en un momento en el que el acceso a los últimos modelos de informática en la nube está al alcance de la mano.

Asimismo, el informe destaca que el sector está preparado para adoptar la última generación de soluciones comunitarias para maximizar el rendimiento operativo y comercial del sector. No obstante, algunos aeropuertos aún albergan dudas acerca de la resiliencia, la privacidad, la seguridad y el riesgo, a pesar de que el informe sugiere que la opinión general sobre estos asuntos está cambiando de forma gradual.Michael Ibbitson, CIO del aeropuerto de Gatwick en Londres, señala que “los sistemas actuales dependen de tecnología desfasada y aún no han adoptado las cualidades revolucionarias de Internet. Todas las aerolíneas que utilizan nuestro sistema CUPPS necesitan llevar a cabo una integración local, in situ. El sector de la aviación ha tratado de abordar este problema mediante el desarrollo de los estándares CUTE y CUPPS, aunque estas medidas parecen haber reforzado la actual estructura en lugar de promover el cambio. Es el momento de adoptar la tecnología tan pronto como sea posible y promover un cambio fundamental en las soluciones tecnológicas para la aviación”.

Fuente: Computing España

Anuncios

La nube en el mundo real

La arquitectura cloud computing permite a los clientes y usuarios disfrutar de una serie de ventajas ya conocidas, pero al tratarse de un concepto tecnológico está sometido a una evolución permanente.

Existe mucha información al respecto, pero si hablamos de infraestructura, finalmente la utilización que hará el usuario de los servicios de voz y datos ha de traducirse en recursos de cálculo CPU, almacenamiento en forma de bloques o unidades lógicas presentado a los servidores mediante un protocolo conocido, y el software de gestión correspondiente, combinados entre sí y que se apoyan en elementos físicos, virtuales o una combinación de ambos. La arquitectura de los elementos de red de la empresa también ha seguido esta tendencia.

Además de los propios servidores, las centralitas hace tiempo que dejaron de ser equipos dedicados ubicados en un rincón de la oficina y pasaron a ser servidores con software diseñado ad hoc y a integrarse en la red de la empresa. Los equipos de comunicaciones y seguridad de la red empresarial routers, balanceadores, cortafuegos, IDS/IPS tienen desde hace tiempo en común el uso del mismo protocolo IP pero también que en su interior son un conjunto de procesadores, software y almacenamiento, y quizá alguna tarjeta Ethernet de más hacia el mundo exterior. Por supuesto, los servidores de aplicación y de BBDD se han diseñado de origen con ese criterio. Esta tendencia también se ha extendido en la red exterior WAN, simplificando y unificando la arquitectura de forma que la interdependencia entre las plataformas y la tecnología y los terminales de acceso a las mismas es cada vez menor, independientemente de que hablemos de nubes públicas, privadas o híbridas.

Si observamos las aplicaciones que empleamos en nuestro trabajo y ocio, existen tendencias aparentemente contradictorias. Por una parte, cada vez empleamos más aplicaciones Web y menos programas instalados en nuestros ordenadores, en parte gracias a nuevos estándares como WebRTC, que permiten la comunicación multimedia en tiempo real desde un navegador. Sin embargo, los terminales móviles y las tabletas tienen un gran número de aplicaciones instaladas, cuyo coste es mucho más reducido o incluso es gratuito. En realidad se está produciendo, de forma transparente para el usuario, una convergencia de plataformas que tienen como nexo común las redes y los servicios que éstas soportan y el papel de las aplicaciones se está reduciendo cada vez más al nivel de presentación de la información al usuario según el modelo OSI.

 

Para permitir la creación de nuevas aplicaciones y modelos de negocio de forma proactiva, evitando con ello que sean siempre los clientes quienes tengan que salir a comprar, la arquitectura, además de flexible, ha de ser fiable, modular y redundante. Esto significa que debe soportar la demanda de forma distribuida y que el impacto en los servicios en caso de avería u operaciones de mantenimiento de los componentes o las redes debe tender al menor valor posible. Los objetivos de RTO y RPO (tiempo y punto de recuperación) indican en este caso la tolerancia para la continuidad de la actividad de negocio de la empresa a estos sucesos una vez se han producido y han de estar soportados por una plataforma que permita replicar la infraestructura de la forma más adecuada, incluyendo la sincronización de información distribuida en diferentes ubicaciones geográficas sin perdidas de datos (RTO y RPO igual a cero) si así se requiere, para las aplicaciones definidas en el plan de recuperación ante desastres.

Fuente: NetworkWorl

Las empresas europeas gastan cada año 9.600 millones en software de gestión que no son capaces de rentabilizar

El promedio de gasto en software de gestión entre las empresas del segmento Mid-Market es de 43.000 euros anuales, según un reciente estudio llevado a cabo por Sage entre 600 responsables de TI de compañías de la UE. Sólo un escueto 12% de las empresas europeas es capaz de rentabilizar su inversión

Las empresas europeas estándesperdiciando miles de millones de euros de inversión en tecnología cada año al no utilizar plenamente sus soluciones de gestión. Esta es una de las principales conclusiones del estudio que Sage ha presentado en Lisboa en el marco de su “Global Convention”.

El promedio de la inversión en empresas del Mid-Market es de unos 43.318 euros al año, lo que se traduce, en el conjunto de la UE en empresas de este segmento (unas 222.000) en más de 9.600 millones de euros al año. A ello hay que añadir que el 88% de las organizaciones no logran aprovechar completamente la inversión realizada, lo que redunda en una pérdida de optimización y capacidad de crecimiento.

Al profundizar en las razones, las empresas aducen varias, en función del país analizado. Por ejemplo, el 35% de las empresas alemanas hablan de problemas de duplicación de funciones y procesos entre programas que no están correctamente integrados. Por su parte, el 26% de los encuestados en el Reino Unido hablan de infrautilización de gran parte de las funciones de las aplicaciones por la falta de demanda de los clientes. Un tema recurrente, que se da en todos los países, es el de la escasa formación que reciben los usuarios. Así lo afirman el 25% de los encuestados.

En palabras de Christophe Letellier, CEO de Sage Mid-Market Europe, “estos resultados ayudarán y servirán de reflexión para aquellas empresas que están invirtiendo miles de euros en software y se encuentran con estos problemas. La tecnología es clave en cualquier estrategia de negocio que tenga el crecimiento como objetivo. Sin embargo, a día de hoy, existe cierta desconexión entre las soluciones adquiridas y las necesidades reales del negocio. Los responsables de TI de las organizaciones deben escuchar más a los usuarios y tratar de buscar soluciones a medida y productos centrados en ellos. Sólo así harán el mejor uso de la inversión realizada por la organización”.

El usuario y la nube son factores fundamentales

La búsqueda de la eficiencia empresarial es el principal desafío al que debe dar respuesta una solución de gestión empresarial. El 63% de los encuestados opina que esta es la necesidad más importante a cubrir en el negocio. Sin embargo, sólo el 35% de los encuestados ven en el software una herramienta vinculada directamente al crecimiento empresarial. Es decir, que hay una brecha en la relación eficiencia vs crecimiento.

El estudio demuestra también que los responsables de TI piensan cada vez más en los usuarios y en el impacto social que una buena elección tiene en el ecosistema de la organización. La “consumerización” de las TI, es decir, los usuarios como impulsores de la innovación tecnológica, comienza a cobrar protagonismo. El social media, por ejemplo, emerge como un área en importante crecimiento que resulta bastante o muy importante para el 64% de los encuestados.

La “nube” sigue dominando la agenda TI. El 76% de las empresas están considerando la posibilidad de invertir en software de gestión basado en la nube a medio plazo. Esto varía de un país a otro, lo que para las empresas francesas es un 68% se convierte en un 92% para las portuguesas.

Es satisfactorio comprobar que las dos métricas más comunes para medir el éxito de una implantación de software empresarial sean la disponibilidad del servicio y el impacto empresarial. Klaus-Michael Vogelberg, CTO de Sage, apunta que: “Es muy interesante comprobar, a través de los resultados de la encuesta, el progresivo impacto que los comportamientos sociales del consumidor tienen en el desarrollo de las soluciones de gestión empresarial, ya que impulsan el cambio en toda la comunidad del negocio. Si la eficiencia del negocio es el objetivo, la movilidad y la accesibilidad son críticas”.

Los resultados para España

En lo que hace referencia a nuestro país, el estudio concluye que el 63% de las empresas nacionales del Mid-Market opinan que la mejora de la productividad y la eficiencia del negocio son los dos elementos claves que ha de resolver el software de gestión. Asimismo revela que para el 43% una correcta implementación del software es crítica, y que sólo el 23% de las empresas utiliza toda la potencia y funcionalidad del software de gestión que tienen instalado.

De cara al próximo año, el 51% de las compañías españolas reducirá sus inversiones  en TI. Y aquellas compañías que las realicen se centrarán en la adquisición de software de gestión, Business Apps y software de gestión documental. Además confirma el interés del tejido empresarial español por la nube, y es que el 88% de las empresas está pensando en llevar parte de la gestión de su organización a la “nube”.

Otros resultados a destacar

• El 43% de las empresas europeas del Mid-Market actualizan su software cada 3-5 años.

• El 49% de las empresas europeas esperan invertir menos que el año pasado en TI.

• El 47% de las empresas francesas actualizan su software cada 1-3 años, frente al 27% de las alemanas o el 26% de las belgas.

• La mejora de la eficiencia es una de las dos prioridades clave del negocio en los próximos años, sobre todo para las empresas del Reino Unido (61%).

• La facilidad de uso, la funcionalidad, la accesibilidad y una implementación sencilla son los ítems que más preocupan a las empresas alemanas y portuguesas a la hora de seleccionar una aplicación de gestión. Por el contrario, para el 69% de las empresas del Reino Unido el coste es la razón principal.

 

Fuente: IT PYMES.es 

Atos lanza una OPA sobre Bull para crear un líder mundial en cloud, Big Data,

Nuevos movimientos de consolidación en industria de las TI, ahora en la escena europea y entre las grandes compañías de software y servicios informáticos. Tras la reciente adquisisión de Steria por Sopra, hoy Atos anuncia una oferta de adquisición sobre el 100% de la histórica Bull a un precio de 4,90 euros en metálico por acción: representa una valoración de 620 millones de euros, con una prima del 22% sobre la cotización del pasado viernes y un 30% más respecto al precio medio ponderado por volumen de negociación de los últimos tres meses. Los planes de Atos pasan por crear con ayuda de Bull un líder mundial en cloud, ciberseguridad y Big Data.

La operación, calificada como amistosa ya que ha recibido el respaldo unánime de los consejos de administración ambas compañías y, tal como establece la normativa de la AMF, se ha nombrado un experto independiente para que aporte una opinión objetiva sobre los términos de la oferta. Además, los dos principales accionistas de Bull, Crescendo Industries y Pothar Investment, que conjuntamente tienen un 24,2% del capital, se han comprometido a vender sus acciones en el marco de la oferta de Atos.

Para Thierry Breton, presidente y CEO de Atos, la integración es un gran paso para ambas compañías y para la industria TI europea, que va consolidar el liderazgo de Atos en cloud, Big Data y ciberseguridad y que “respalda nuestra iniciativa ‘Ambición 2016’ de ser líder global en TI y la marca de origen europeo más apreciada”.

“El equipo de Bull, con reconocido prestigio en tecnologías avanzadas como supercomputación, gestión y analiticas de datos y ciberseguridad es complemento ideal para las operaciones de Atos a gran escala. Gracias a nuestras capacidades de integración y cultura de eficiencia operativa, esta transacción beneficiará extraordinariamente a Bull y a los clientes, empleados y accionistas de Atos”, ha señalado Breton.

Por su parte, Philippe Vanier, presidente y CEO de Bull, ha ratificado su interés en formar parte de la futura Atos-Bull y que el histórico grupo francés “saldrá beneficiado en su uniòn con Atos, con la que compartimos pasión por la tecnología y el negocio. Una unión que acelerará el desarrollo del plan estratégico One Bull”.

La cifra de negocio de ambos grupos se aproxima a los 10.000 millones de euros, anunque Atos es siete veces mayor que Bull. En concreto, el pasado año los ingresos de Bull fueron de 1.262 millones de euros, un 1,56% menos que en 2012, mientras que los de Atos superaron los 8.600 millones de euros, también con un descenso del 2,7% respecto al ejercicio anterior.

Atos estima que la operación de compra generará, en los próximos dos años, 80 millones de euros en sinergias y economías de escala, especialmente derivadas del plan One Bull, que contempla 30 millones de euros en reducción de costes, y de la integración de las operaciones internacionales de los dos grupos. Asimismo, la operación incrementará un 10% el beneficio por acción de Atos en los primeros 24 meses de la integración, manteniendo la solidez financiera de la firma.

La oferta valora el Grupo Bull en 620 millones de euros y está condicionada a conseguir la aceptación de un mínimo del 50% del capital de Bull más una acción. Asimismo, la intención de Atos es excluir a Bull de la Bolsa a través de una oferta de exclusión y una posterior fusión entre las dos compañías.

Bull, futura entidad especializada en Big Data y Ciberseguridad

Como ha señalado Thierry Breton, la compra de Bull se encuadra en la iniciativa ‘Ambición 2016’ diseñada por Atos para reforzar su liderazgo como compañía de TI global. De hecho, la unión impulsará la participación de Atos en servicios gestionados e integración de sistemas a nivel mundial, así como afianzarse como número dos en infraestructuras y plataformas cloud en Europa donde, incluyendo Canopy, estima ingresos de 400 millones de euros, solo superados por Amazon y situada por delante de Microsoft, IBM, Accenture, Salesforce, Google, HP y Capgemini.

Por otra parte, también tienen previsto crear una entidad especializada en Big Data y ciberseguridad bajo la marca Bull, con unos ingresos de alrededor de 500 millones de euros. El objetivo es apalancar el alcance global de Atos ya que en los actuales proyectos y operaciones en esos segmentos son esenciales la experiencia y conocimiento de Bull en ciberseguridad y supercomputación (HPC).

Según concreta Atos, Big Data es un mercado de rápido crecimiento, con casi el 40% anual, y se espera que alcance los 12.000 millones de euros en 2015 . Una parte significativa de ese entorno requiere tecnología HPC y Bull es una de las grandes de este mercado. Esas capacidades en supercomputación, unido al portafolio de software y servicios de Atos es lo que la nueva organización tiene previsto desarrollar para construir una gran oferta de soluciones analíticas y de Big Data.

Respecto al fragmentado mercado de la ciberseguridad, “la integración de ambas compañías dará lugar a un suministrador líder de productos y servicios con tamaño y potencialidad excepcional”. El nuevo grupo contrará con una I+D propia, tecnologías y patentes (Bull cuenta con un portafolio de 1.900 patentes), hardware diseñado específicamente y software para segmentos específicos, como ciberseguridad y seguridad cloud.

Atos refuerza divisiones, geografías y sectores

La actividad de Managed Services de Atos se verá complementada por casi 500 millones de euros en ingresos procedentes de Bull, gracias sobre todo a las actividades de esta compañía en servicios críticos de mantenimiento y de migración de mainframes, pudiendo atender nuevos sectores en los que Atos no tenía presencia. También se contempla reforzar la asociación estratégica con EMC.

En cuanto al área de integración de sistemas, la contribución de Bull será de 300 millones de euros, derivada de la venta cruzada de las ofertas de Atos, especialmente en Manufacturing, Banca, Defensa y Sector Público.

Finalmente, desde un punto de vista geográfico, la unión reforzará el liderazgo europeo de la nueva Atos-Bull, singularmente en Francia, donde la facturación conjunta superará los 2.000 millones de euros, con una fuerte presencia en el Sector Público y la Banca.

Fuente: IT PYMES.es

El 70% de las empresas españolas valoran la nube como una oportunidad en sus negocios

Las empresas que han optado por el cloud han logrado multiplicar por cinco su velocidad en la realización de operaciones TI, concluye un estudio realizado por Geanet Group.

El modelo de la nube ha abandonado finalmente su carácter de tecnología emergente para comenzar a acomodarse en el mapa y alcanzar así cierto nivel de madurez, confirma el análisis interno realizado por Geanet Group sobre la penetración del cloud computing en el mercado y su futuro en el tejido empresarial español. De este estudio se concluye que las empresas de nuestro país ya consideran la inversión en cloud como una prioridad a la hora de elaborar los presupuestos TIC, alcanzando la cuarta posición entre todas.

El 70% de las empresas españolas, según afirma el informe, empiezan a valorar la nube como una oportunidad para sus negocios. El porcentaje de CIOs que ha llegado a otorgarle un papel protagonista en la estrategia de sourcing ha ascendido hasta el 24% en el caso del Iaas y el PaaS, y el 18% en el caso del SaaS. Geanet ha comprobado además que las empresas que han optado por este modelo en su negocio, han logrado multiplicar por cinco su velocidad en la realización de las operaciones TI.

En cuanto a la necesidad que buscan cubrir las empresas con la implantación del cloud, destacan dos variantes: la velocidad y la capacidad. El coste, mientras tanto, adopta un papel secundario, siempre y cuando se alcancen con éxito los primeros objetivos. No obstante, la seguridad sigue siendo la mayor preocupación y la principal causa de recelo entre los potenciales clientes, debido en gran medida a la desorientación que produce el desconocimiento de este modelo y la variedad de proveedores.

Respecto al futuro y las tendencias para este año, se espera que continúe el proceso de crecimiento en dos vertientes. Por una parte, se augura un aumento del número de empresas que salten al modelo cloud y, por otra parte, se prevé que la propia tecnología evolucione a un nivel de madurez mucho más profundo.

Fuente: techWEEK.es

Check Point muestra en Experience 2014 el futuro de la seguridad

Check Point ha vuelto a reunir a partners y clientes en Barcelona en una nueva edición de su Check Point Experience, un evento en el que la multinacional israelí muestra cuál es la evolución del mercado de seguridad y presenta novedades como TheratCloud IntelliStore o la arquitectura SDP.

Check Point ha vuelto a elegir Barcelona para celebrar Check Point Experience 2014, un evento que ha superado las previsiones (han acudido más de 1.500 personas, de los que casi 100 pertenecen a Iberia) y en el que han presentado novedades como TheratCloud IntelliStore, la arquitectura SDP (Software Defined Protection) o su propuesta para la protección de dispositivos móviles.

Palabras de Gil Shwed

Pero antes, Gil Shwed, CEO y fundador de Check Point, destacó que su compañía lleva más de 20 años “trabajando” para “mejorar la seguridad”. Es por este motivo, por el que la firma animó a los asistentes a “unirse a la revolución de la seguridad”.

Gil Shwed hizo mención al momento tecnológico que se está viviendo donde “Internet es una parte integral de nuestras vidas”. En la actualidad, “hay más de 2.400 millones de usuarios de internet” y 1.500 millones de usuarios de smartphones. “Somos móviles”, puntualizó Gil Shwed, quien destacó que “cada vez viviremos en un mundo más conectado donde el número de dispositivos con acceso a Internet irá creciendo”. A pesar de que esta realidad conlleva numerosos beneficios, Gil Shwed explicó que también implica que “el número de ciberataques se incremente. El malware está creciendo rápidamente. Sólo en 2013 se detectaron 183.000 nuevos programas de malware”, un 87 por ciento más que el año anterior.

“Check Point está desarrollando soluciones de seguridad para hoy y para mañana” afirmó Gil Shwed, que recordó que este año “la seguridad está en proceso de cambio”. En este sentido, para el CEO de Check Point, “la industria no está respondiendo lo suficientemente rápido a las amenazas de seguridad”. Y para muestra un botón. Gil Shwed resaltó que “el 77 por ciento de los botnets están activos más de 4 semanas”, con lo que esto representa para la seguridad de una empresa. Además, y en opinión de Gil Shwed “hay demasiados productos en el mercado”.

Entonces, ¿qué es lo que necesitan las empresas? “Una estrategia única que defienda los activos, una protección multi-capa contra las amenazas, inteligencia de seguridad en tiempo real, y protección para la red y los dispositivos móviles”.

Novedades

Para satisfacer las necesidades de las empresas, Check Point apuesta por SDP (Software Defined Protection”. Definida por Gil Shwed como “la nueva arquitectura para el futuro de la ciberseguridad”, con SDP Check Point quiere simplificar la prevención de tal forma que la inteligencia ante amenazas se convierta en tiempo real. “Presentamos una arquitectura de seguridad modular, dinámica, de tres capas, que proporciona resilencia operativa en tiempo real y que fomenta la protección proactiva”.

Otra de las grandes novedades de Check Point es ThreatCloud IntelliStore, “la primera tienda de inteligencia ante amenazas”. A grandes rasgos, con ThreatCloud IntelliStore las empresas podrán seleccionar datos “para prevenir de manera automática los ciberataques”.

Mención aparte para la movilidad. Gil Shwed resaltó la importancia de mantener protegido la información empresarial, más en un mundo donde el BYOD se está imponiendo. Para ello, Check Point ofrece soluciones que mantengan separada la información de la empresa en el dispositivo móvil y por la encriptación de los datos en el momento en que se crea cada documento, además de por la monitorización del tráfico móvil en la nube.

“Llevamos 20 años trabajando para crear una Internet segura y esto continuará”, finalizó Gil Shwed.

Fuente: ComputerWorld

Telefónica construirá la plataforma “Valencia Smart City”

Telefónica se ha adjudicado la creación y gestión de la Plataforma Valencia Ciudad Inteligente, que integra todos los servicios de Smart City a través de 350 indicadores e interconecta las herramientas de todas las áreas, desde movilidad a eficiencia energética y gestión demográfica y urbanismo, entre otras.

Javier Castro, director general de Telefónica en la Comunitat Valenciana, Murcia y Baleares, destaca el compromiso de la compañía con el proyecto. “En Telefónica tenemos el firme propósito de conseguir que la ciudad de Valencia sea un referente mundial en el ámbito de las Smart Cities”. Para ello, “hemos desarrollado la mejor solución que existe ahora mismo en el mercado, capaz de garantizar la sostenibilidad de los recursos, de informar en tiempo real de cualquier incidencia en la ciudad y de gestionar soluciones de forma inmediata a cualquier problema”.

Según el Ayuntamiento de Valencia, la solución tecnológica de la plataforma Smart City de Telefónica es la más avanzada de todas las propuestas presentadas. La plataforma está diseñada para monitorizar todo lo que ocurre en la ciudad y establecer estrategias que permitan al Ayuntamiento trabajar de forma más eficiente, mejorando así la calidad de vida de los valencianos y de los miles de turistas que visitan la capital del Turia cada año.

SaaS es un nuevo modelo de negocio que permite a las empresas una ventaja competitiva en un entorno cambiante como el actual. IBM Service Engage es la plataforma que permite encontrar la mejor solución en modalidad SaaS.

La reducción del gasto público, optimizar la eficiencia en su gestión y mejorar la calidad de los servicios son los principales objetivos de la puesta en marcha de esta plataforma. “El Ayuntamiento conocerá lo que ocurre en la ciudad en tiempo real y podrá anular el riego automatizado en días de lluvia, abrir los semáforos para el paso de una ambulancia, encender farolas en un día nublado para mejorar la visibilidad o avisar a los ciudadanos de dónde hay plazas libres para aparcar, entre otras muchas posibilidades que ofrecerá esta solución tecnológica”, señala Javier Castro.

El proyecto, que cuenta con el respaldo tecnológico de la Universidad Politécnica de Valencia, convierte la ciudad en una capital tecnológica, con infraestructuras eficientes para telecomunicaciones, gas, transportes, servicios de urgencia y seguridad, equipamientos públicos, medio ambiente, limpieza, recogida de residuos, alumbrado, servicio de grúa, jardinería o meteorología. Todos estos servicios estarán permanentemente monitorizados y conectados a través de la red de fibra que Telefónica está desplegando en la ciudad, que ha supuesto una inversión en el último año de 100 millones de euros y la creación de más de 1.000 puestos de trabajo.

Fuente: NetworkWorld