El Cloud computing transformará la experiencia aeroportuaria

Los aeropuertos cada vez son más conscientes de la necesidad de apostar por los sistemas de última generación en la nube a fin de mejorar la eficiencia operativa en un mercado que plantea numerosos desafíos”, según un informe publicado por Amadeus y al que ha tenido acceso Computing.

El informe ‘IT makes sense to share: making the case for the cloud in Common Use airport technology’ se sirve de las opiniones de más de una veintena de CIO aplicadas a la industria aeroportuaria para indagar en el argumento empresarial a favor de la adopción de sistemas de uso compartido basados en la nube por parte de los aeropuertos.

El aumento de la presión tanto por parte de los grupos de interés como de los competidores obliga a los aeropuertos a aumentar la eficiencia del uso de los recursos de TI para operar de forma efectiva y trabajar de un modo más colaborativo con las aerolínea; al tiempo que buscan fuentes de ingresos alternativas para seguir siendo competitivos. El informe indica que la estrategia de modernización de los sistemas de uso compartido constituye una forma de abordar estos retos en un momento en el que el acceso a los últimos modelos de informática en la nube está al alcance de la mano.

Asimismo, el informe destaca que el sector está preparado para adoptar la última generación de soluciones comunitarias para maximizar el rendimiento operativo y comercial del sector. No obstante, algunos aeropuertos aún albergan dudas acerca de la resiliencia, la privacidad, la seguridad y el riesgo, a pesar de que el informe sugiere que la opinión general sobre estos asuntos está cambiando de forma gradual.Michael Ibbitson, CIO del aeropuerto de Gatwick en Londres, señala que “los sistemas actuales dependen de tecnología desfasada y aún no han adoptado las cualidades revolucionarias de Internet. Todas las aerolíneas que utilizan nuestro sistema CUPPS necesitan llevar a cabo una integración local, in situ. El sector de la aviación ha tratado de abordar este problema mediante el desarrollo de los estándares CUTE y CUPPS, aunque estas medidas parecen haber reforzado la actual estructura en lugar de promover el cambio. Es el momento de adoptar la tecnología tan pronto como sea posible y promover un cambio fundamental en las soluciones tecnológicas para la aviación”.

Fuente: Computing España

La nube en el mundo real

La arquitectura cloud computing permite a los clientes y usuarios disfrutar de una serie de ventajas ya conocidas, pero al tratarse de un concepto tecnológico está sometido a una evolución permanente.

Existe mucha información al respecto, pero si hablamos de infraestructura, finalmente la utilización que hará el usuario de los servicios de voz y datos ha de traducirse en recursos de cálculo CPU, almacenamiento en forma de bloques o unidades lógicas presentado a los servidores mediante un protocolo conocido, y el software de gestión correspondiente, combinados entre sí y que se apoyan en elementos físicos, virtuales o una combinación de ambos. La arquitectura de los elementos de red de la empresa también ha seguido esta tendencia.

Además de los propios servidores, las centralitas hace tiempo que dejaron de ser equipos dedicados ubicados en un rincón de la oficina y pasaron a ser servidores con software diseñado ad hoc y a integrarse en la red de la empresa. Los equipos de comunicaciones y seguridad de la red empresarial routers, balanceadores, cortafuegos, IDS/IPS tienen desde hace tiempo en común el uso del mismo protocolo IP pero también que en su interior son un conjunto de procesadores, software y almacenamiento, y quizá alguna tarjeta Ethernet de más hacia el mundo exterior. Por supuesto, los servidores de aplicación y de BBDD se han diseñado de origen con ese criterio. Esta tendencia también se ha extendido en la red exterior WAN, simplificando y unificando la arquitectura de forma que la interdependencia entre las plataformas y la tecnología y los terminales de acceso a las mismas es cada vez menor, independientemente de que hablemos de nubes públicas, privadas o híbridas.

Si observamos las aplicaciones que empleamos en nuestro trabajo y ocio, existen tendencias aparentemente contradictorias. Por una parte, cada vez empleamos más aplicaciones Web y menos programas instalados en nuestros ordenadores, en parte gracias a nuevos estándares como WebRTC, que permiten la comunicación multimedia en tiempo real desde un navegador. Sin embargo, los terminales móviles y las tabletas tienen un gran número de aplicaciones instaladas, cuyo coste es mucho más reducido o incluso es gratuito. En realidad se está produciendo, de forma transparente para el usuario, una convergencia de plataformas que tienen como nexo común las redes y los servicios que éstas soportan y el papel de las aplicaciones se está reduciendo cada vez más al nivel de presentación de la información al usuario según el modelo OSI.

 

Para permitir la creación de nuevas aplicaciones y modelos de negocio de forma proactiva, evitando con ello que sean siempre los clientes quienes tengan que salir a comprar, la arquitectura, además de flexible, ha de ser fiable, modular y redundante. Esto significa que debe soportar la demanda de forma distribuida y que el impacto en los servicios en caso de avería u operaciones de mantenimiento de los componentes o las redes debe tender al menor valor posible. Los objetivos de RTO y RPO (tiempo y punto de recuperación) indican en este caso la tolerancia para la continuidad de la actividad de negocio de la empresa a estos sucesos una vez se han producido y han de estar soportados por una plataforma que permita replicar la infraestructura de la forma más adecuada, incluyendo la sincronización de información distribuida en diferentes ubicaciones geográficas sin perdidas de datos (RTO y RPO igual a cero) si así se requiere, para las aplicaciones definidas en el plan de recuperación ante desastres.

Fuente: NetworkWorl

Las empresas europeas gastan cada año 9.600 millones en software de gestión que no son capaces de rentabilizar

El promedio de gasto en software de gestión entre las empresas del segmento Mid-Market es de 43.000 euros anuales, según un reciente estudio llevado a cabo por Sage entre 600 responsables de TI de compañías de la UE. Sólo un escueto 12% de las empresas europeas es capaz de rentabilizar su inversión

Las empresas europeas estándesperdiciando miles de millones de euros de inversión en tecnología cada año al no utilizar plenamente sus soluciones de gestión. Esta es una de las principales conclusiones del estudio que Sage ha presentado en Lisboa en el marco de su “Global Convention”.

El promedio de la inversión en empresas del Mid-Market es de unos 43.318 euros al año, lo que se traduce, en el conjunto de la UE en empresas de este segmento (unas 222.000) en más de 9.600 millones de euros al año. A ello hay que añadir que el 88% de las organizaciones no logran aprovechar completamente la inversión realizada, lo que redunda en una pérdida de optimización y capacidad de crecimiento.

Al profundizar en las razones, las empresas aducen varias, en función del país analizado. Por ejemplo, el 35% de las empresas alemanas hablan de problemas de duplicación de funciones y procesos entre programas que no están correctamente integrados. Por su parte, el 26% de los encuestados en el Reino Unido hablan de infrautilización de gran parte de las funciones de las aplicaciones por la falta de demanda de los clientes. Un tema recurrente, que se da en todos los países, es el de la escasa formación que reciben los usuarios. Así lo afirman el 25% de los encuestados.

En palabras de Christophe Letellier, CEO de Sage Mid-Market Europe, “estos resultados ayudarán y servirán de reflexión para aquellas empresas que están invirtiendo miles de euros en software y se encuentran con estos problemas. La tecnología es clave en cualquier estrategia de negocio que tenga el crecimiento como objetivo. Sin embargo, a día de hoy, existe cierta desconexión entre las soluciones adquiridas y las necesidades reales del negocio. Los responsables de TI de las organizaciones deben escuchar más a los usuarios y tratar de buscar soluciones a medida y productos centrados en ellos. Sólo así harán el mejor uso de la inversión realizada por la organización”.

El usuario y la nube son factores fundamentales

La búsqueda de la eficiencia empresarial es el principal desafío al que debe dar respuesta una solución de gestión empresarial. El 63% de los encuestados opina que esta es la necesidad más importante a cubrir en el negocio. Sin embargo, sólo el 35% de los encuestados ven en el software una herramienta vinculada directamente al crecimiento empresarial. Es decir, que hay una brecha en la relación eficiencia vs crecimiento.

El estudio demuestra también que los responsables de TI piensan cada vez más en los usuarios y en el impacto social que una buena elección tiene en el ecosistema de la organización. La “consumerización” de las TI, es decir, los usuarios como impulsores de la innovación tecnológica, comienza a cobrar protagonismo. El social media, por ejemplo, emerge como un área en importante crecimiento que resulta bastante o muy importante para el 64% de los encuestados.

La “nube” sigue dominando la agenda TI. El 76% de las empresas están considerando la posibilidad de invertir en software de gestión basado en la nube a medio plazo. Esto varía de un país a otro, lo que para las empresas francesas es un 68% se convierte en un 92% para las portuguesas.

Es satisfactorio comprobar que las dos métricas más comunes para medir el éxito de una implantación de software empresarial sean la disponibilidad del servicio y el impacto empresarial. Klaus-Michael Vogelberg, CTO de Sage, apunta que: “Es muy interesante comprobar, a través de los resultados de la encuesta, el progresivo impacto que los comportamientos sociales del consumidor tienen en el desarrollo de las soluciones de gestión empresarial, ya que impulsan el cambio en toda la comunidad del negocio. Si la eficiencia del negocio es el objetivo, la movilidad y la accesibilidad son críticas”.

Los resultados para España

En lo que hace referencia a nuestro país, el estudio concluye que el 63% de las empresas nacionales del Mid-Market opinan que la mejora de la productividad y la eficiencia del negocio son los dos elementos claves que ha de resolver el software de gestión. Asimismo revela que para el 43% una correcta implementación del software es crítica, y que sólo el 23% de las empresas utiliza toda la potencia y funcionalidad del software de gestión que tienen instalado.

De cara al próximo año, el 51% de las compañías españolas reducirá sus inversiones  en TI. Y aquellas compañías que las realicen se centrarán en la adquisición de software de gestión, Business Apps y software de gestión documental. Además confirma el interés del tejido empresarial español por la nube, y es que el 88% de las empresas está pensando en llevar parte de la gestión de su organización a la “nube”.

Otros resultados a destacar

• El 43% de las empresas europeas del Mid-Market actualizan su software cada 3-5 años.

• El 49% de las empresas europeas esperan invertir menos que el año pasado en TI.

• El 47% de las empresas francesas actualizan su software cada 1-3 años, frente al 27% de las alemanas o el 26% de las belgas.

• La mejora de la eficiencia es una de las dos prioridades clave del negocio en los próximos años, sobre todo para las empresas del Reino Unido (61%).

• La facilidad de uso, la funcionalidad, la accesibilidad y una implementación sencilla son los ítems que más preocupan a las empresas alemanas y portuguesas a la hora de seleccionar una aplicación de gestión. Por el contrario, para el 69% de las empresas del Reino Unido el coste es la razón principal.

 

Fuente: IT PYMES.es