Transformación digital para la supervivencia

 

Las TIC están facilitando el cambio hacia nuevos modelos de negocio más eficientes y productivos.

Las nuevas generaciones de tecnologías de la Información abren hoy a las empresas la oportunidad de cambiar sus modelos productivos hacia mayores niveles de competitividad. Este proceso de transformación digital, del que la crisis económica ha supuesto tanto un factor dinamizador en algunos casos en busca de la supervivencia como un freno a su adopción por falta de financiación en otros, se apoya en la innovación para cambiar todas las estructuras y operaciones de las compañías. En este viaje hacia la empresa digital la movilidad, Big Data, cloud computing y social business conforman lo que IDC llama la ‘tercera plataforma tecnológica’, sobre la que está brotando un nuevo entorno empresarial y nuevos modelos de negocio.

 

“Las TI están entrando gradualmente en todos los productos y procesos transformando además los modelos de negocio y orientándolos cada vez más a servicio”, asegura Alberto Bellé, Research manager de IDC España. “Este fenómeno conlleva un proceso de digitalización que convierte a los negocios de forma natural en negocios de conocimiento, en los que todo es medible y analizable. El primer resultado del cambio se está viendo en el cliente, que ahora tiene acceso inmediato a la información de producto, y mucho mayor poder y control sobre el proceso comercial. El segundo, en la democratización del acceso de la tecnología por parte de todo tipo de negocios permitiendo a los actores pequeños pensar y jugar en grande. Los que sean más ágiles y sepan crear nuevos productos, así como dar una experiencia de calidad al nuevo cliente, crecerán muy por encima de los demás. Innovar hacia fuera no será suficiente. Muchos tendrán que empezar innovando por dentro”.

 

Factores de éxito

La transformación digital de las organizaciones será una condición imprescindible para seguir siendo competitivos. Así lo considera Carmen García García, responsable de Transformación Digital de IBM España, para quien el éxito de esta aventura dependerá de la externalización de las funciones de negocio que no sean diferenciales para la organización, la adopción de la analítica social y el impulso a la creación de escenarios digitales. “Para ello se ha de aceptar a los nativos digitales, internalizar la influencia del consumidor y nombrar promotores digitales. En aquellos casos en los que el cuerpo directivo tenga problemas para aceptar los nuevos imperativos, habría que considerar el nombramiento de un director digital con  el cometido de influir en la estrategia e instruir a los demás ejecutivos. La empresa debe otorgarle una autoridad real”. Por último, la innovación y la experimentación continua también son para Carmen García condiciones imprescindibles para asumir con éxito la transformación digital.

 

Para que las TI se conviertan realmente en motor de crecimiento y eficiencia se han de encontrar nuevas y mejores formas de transformar, conectar, informar y proteger las organizaciones. Según Pedro Fernández de Córdoba, Marketing Manager de Dell España, “las empresas deben acelerar la transición a una infraestructura de centro de datos más moderna, con mayor uso de la virtualización, la convergencia y las tecnologías cloud. Asimismo, han de conectar la fuerza de trabajo para lograr una mayor productividad: cada vez más trabajadores son móviles, trabajan a distancia y utilizan sus propios dispositivos personales para conectarse a los recursos corporativos. Por otra parte, es fundamental convertir en conocimiento los volúmenes crecientes de datos procedentes de cada vez más fuentes”. Finalmente, Pedro Fernández de Córdoba cita la necesidad de “protegerlo todo, desde el dispositivo a la nube: los riesgos son mayores que nunca”.

 

El poder del cliente

Según el estudio ‘Embracing Digital Technology: A New Strategic Imperative’, realizado por Cagpemini en colaboración con el MIT; un 81% de los 1.500 ejecutivos encuestados afirman tener la convicción de que  la tecnología digital proporcionará a su compañía una ventaja competitiva, comenta Ramón Álvarez, vicepresidente y responsable de Digital Customer Experience de Capgemini. “Pese a ello, en muchos casos esta nueva estrategia de negocio centrada en la innovación y transformación choca con el ritmo de los cambios en las organizaciones, demasiado lento para un 63%. El conflicto de prioridades y la falta de competencia digitales son otros importantes desafíos que ralentizan el proceso de digitalización. Sin embargo, parece cada vez más patente la necesidad de integrar las capacidades digitales en los clientes como medio para impulsar el negocio, un reto que ha obligado a las empresas de servicios a transformar su oferta como alternativa a los tradicionales contratos de mantenimiento de aplicaciones o a los proyectos de integración de sistemas”.

 

Garantizar a un cliente cada vez más exigente una óptima experiencia digital añade presión a las empresas, que se ven obligadas a desplegar y automatizar aplicaciones en múltiples entornos de forma rápida y segura si desean conseguir un valor real para el negocio. “Hoy las compañías siguen enfrentándose a los mismos desafíos de siempre en cuanto a rendimiento, seguridad y fiabilidad, pero ahora deben tener en cuenta también los nuevos entornos, como cloud computing, manteniendo la consistencia y la coherencia entre ellos, asegura Ricardo Maté, director general de F5 Networks. “Para soportar esta realidad, la capacidad de escalar los servicios de forma masiva, flexibilizar los recursos y ser capaces de trabajar con plataformas tanto abiertas como propietarias es algo innegociable. Las nuevas soluciones tecnológicas deben ser capaces de ello sin añadir complejidad y sin que su implantación afecte al rendimiento o a la seguridad”.

 

El valor de la movilidad

Pedro Soldado, director general de Micro Focus Iberia y Latinoamérica, destaca el valor transformador de la movilidad, al que ninguna empresa debe renunciar, con independencia de la naturaleza de las tecnologías en las que se apoyan sus aplicaciones críticas de negocio. Es el caso de las que siguen utilizando Cobol, “cuya vigencia se justifica en su excelencia, consistencia y fiabilidad y en el gran número de organizaciones que utilizan aplicaciones desarrolladas con este lenguaje de programación vitales para su actividad. La modernización de estas aplicaciones permite disfrutar los beneficios de la movilidad protegiendo las inversiones y salvaguardando el conocimiento del negocio. En paralelo, hay que abordar el ciclo de vida de las aplicaciones móviles creando modelos de cadena de suministro que, además de garantizar la calidad de los desarrollos en un entorno móvil, mejore su flexibilidad, acelerando y automatizando los procesos de desarrollo, testing y despliegue para ser así mucho más competitivos”.

 

La movilidad permite ampliar los límites físicos de las oficinas y pone en manos de los empleados un amplio catálogo de dispositivos que les ayudan a mejorar la productividad. Esta ventaja supone una expansión y democratización de la tecnología que ha facilitado la aparición de fenómenos como BYOD, señala David Alonso, responsable de B2B de Samsung. Asegurar la información de la compañía en estos entornos de movilidad es fundamental para el negocio. “En Samsung queremos posicionarnos como una compañía que busca asegurar la confidencialidad de lo más preciado para las compañías: su información. Y para lograrlo ofrecemos una completa solución de seguridad que divide el uso del terminal móvil en dos partes (personal y profesional), evitando la fuga de datos y que caigan en manos equivocadas. En definitiva, las empresas deben rodearse de las mejores herramientas y soluciones tecnológicas pero de una manera fiable, controlada, segura y que contribuya a aumentar la comodidad de sus empleados”.

 

“A medida que la conectividad global gana importancia, las TIC (incluyendo banda ancha móvil, Cloud Computing, Big Data, Internet de las Cosas y redes sociales) incrementan su papel transformador y protagonista en el desarrollo tecnológico de los próximos años”. Tal es la visión de Carlos Delso, director de Ventas de Huawei Enterprise. “En su opinión, las organizaciones innovadoras crean algo nuevo, diferente y transforman sus estructuras hacia nuevos niveles de eficiencia y productividad. Espacio y ahorro son los principales beneficios que buscan y en Huawei Enterprise creemos que la movilidad es necesaria para que alcancen unos niveles óptimos de rendimiento y operatividad. Seguimos trabajando para promover mayores ventajas y mayor libertad en las comunicaciones, así como para compartir ideas que impulsen la evolución de la tecnología”.

Para Ana Isabel Hernández, directora de Marketing y Comunicación de Truphone, “la búsqueda de oportunidades más allá de nuestras fronteras como palanca para la recuperación económica y la nueva dimensión que Internet ha abierto en el comercio exterior” impulsan la adopción de la movilidad. Según un estudio realizado en enero de 2014 por GFK para Truphone, el 100% de los ejecutivos internacionales lleva de viaje su smartphone, al que se suman el portátil (81%) y el tablet (52%). “Sin embargo, los ejecutivos se ven obligados a limitar su utilización en sus viajes internacionales para evitar incurrir en costes no planificados limitando así su productividad y las oportunidades de negocio”. Para evitar estas ineficiencias Truphone ofrece una solución que proporciona un amplio paquete de minutos, SMS y datos que pueden utilizarse en 66 países, que concentran el 82% de las exportaciones españolas por facturación.

 

Escalabilidad y flexibilidad en cloud

Si la movilidad es hoy una de las grandes tendencias transformadoras de los negocios, también lo es cloud computing, que facilita la adopción de nuevos modelos de adquisición, gestión y suministro de tecnologías y servicios más flexibles y escalables. Para Diego Cabezudo, CEO de Gigas, “cloud hosting es la alternativa a los sistemas tradicionales de adquisición de hardware, y sus consecuentes largos plazos para el aprovisionamiento e implementación de los equipos. Pasamos de la inversión de miles de euros en compras a un servicio bajo un sistema de pago por uso: convertimos los costes de capital en gastos operacionales. El cliente optimiza el gasto al pagar por las capacidades realmente empleadas con total escalabilidad. Además, la tecnología cloud hosting supone hasta un 40% de ahorro de costes frente a los sistemas tradicionales. Esto se consigue, además de por lo ya comentado, como consecuencia de otros beneficiosinherentes del cloud, como la alta disponibilidad. La tecnología cloud ayuda a ser más eficientes y más ágiles en un entorno cada vez más dinámico y competitivo”.

 

Y a nuevas ventajas, nuevos riesgos. También el enfoque de seguridad de las organizaciones cambia con la transformación digital.

Fuente: Computerworld.es

Anuncios

En España el tráfico IP se duplicará en los próximos cuatro años

En España, el tráfico IP se multiplicará por 2 entre 2013 y 2018 hasta alcanzar 14,6 Exabytes anuales (1,2 Exabytes mensuales). De esa cifra, el 51% estará generado por dispositivos distintos al PC, tasa que el año pasado fue el 17%. En concreto, el 31% corresponderá a smartphones y tablets, el 15% a TV y el 5% a conexiones M2M.

De acuerdo con las conclusiones del Cisco Visual Networking Index (VNI) Global Forecast and Service Adoption 2013-2018, el tráfico fijo en España supondrá el 29% de todo el tráfico IP en 2018 (38%b en 2013), el tráfico Wi-Fi el 58% (59% en 2013) y el tráfico móvil el 13% (3% en 2013). Respecto del tráfico de Internet, el tráfico fijo representará el 21% en ese año (31% en 2013), el tráfico Wi-Fi el 64% (65% en 2013) y el tráfico móvil el 15% (4% en 2013).

 

El estudio de Cisco cifra asimismo en el 76% la tasa que en nuestro país representará en 2018 el vídeo IP en relación al tráfico IP total (48% en 2013) hasta alcanzar 926 Petabytes mensuales, lo que supone un crecimiento interanual del 27%. En España, el vídeo en ultra alta definición supondrá el 7% de todo el tráfico de vídeo en Internet dentro de cuatro años, desde el 0% estimado en 2013, el vídeo en alta definición el 45,5% (24,3% en 2013) y el vídeo con definición estándar el 47,5% restante (75,7% en 2013).

En España habrá 38 millones de usuarios de Internet en 2018 (36 millones en 2013) y 245,2 millones de dispositivos conectados (135,9 millones en 2013), lo que supone 5,2 dispositivos per cápita en 2018 (2,9 en 2013). La velocidad media de banda ancha fija alcanzará los 46 Mbps en 2018, desde los 17,5 Mbps registrados a finales de 2013. El 42% de este tipo de conexiones superará los 10 Mbps en 2018 (40% en la actualidad) y el 17,4% superarán los 50 Mbps (13,9% en 2013d). La velocidad media de las conexiones móviles será de 3 Mbps en 2018 (1,5 Mbps en 2013).

 

El vídeo en Internet alcanzará los 774 Petabytes

El vídeo en Internet se triplicará en nuestro país hasta 2018, alcanzando los 774 Petabytes mensuales, con una tasa de incremento interanual del 28%, y el tráfico total de vídeo (combinando mercado empresarial y de consumo) supondrá el 75% del total de Internet en 2018 (46% en 2013). 41.000 millones de minutos de vídeo cruzarán Internet cada mes en 2018 (15.713 minutos de vídeo descargados o en streaming cada segundo).

 

A nivel global, dentro de 4 años el tráfico que cruzará las redes a escala global será mayor que la suma de todo el tráfico de años anteriores. Entre 1984 y 2013 se generaron 1,3 Zetabytes de tráfico IP a escala global; en 2018 se crearán 1,6 Zettabytes. Se espera que el tráfico IP global alcance 132 Exabytes mensuales en 2018. La región Asia-Pacífico generará la mayor parte del tráfico IP, con 47,6 Exabytes mensuales (36% de todo el tráfico IP global). Con la mayor población del mundo y la mayoría de dispositivos/conexiones, mantendrá el liderazgo en generación de tráfico hasta 2018.

 

En ese año habrá casi tantas conexiones M2M como habitantes en la Tierra. Así, por ejemplo, los coches inteligentes (smart cars) tendrán casi cuatro módulos M2M por vehículo.

Fuente: networkworld.es

El 36% de los directivos españoles aprueba la práctica de comportamientos poco éticos para salvaguardar su negocio

Cuanto cámino nos queda aún por recorrer, tenemos las herramientas a mano, solo hay que usarlas: Aplicar un correcto código de conducta  y establecer una comprometida política de RSC en las Organizaciones.

Confiemos en cada año sigamos bajando el porcentaje de fraude y de comportamientos poco éticos, que enturvian permanentemente las grandes operaciones realizadas por el tejido Empresarial Español.

Os propongo leer detenidamente este artículo publicado por RRHH Press.

———————————–

Un 36% de los directivos españoles justificarían la práctica de comportamientos poco éticos para ganar o salvaguardar su negocio, según se desprende de la ‘13ª Encuesta Global sobre el Fraude 2014 de EY: Overcoming compliance fatigue: reinforcing the commitment to ethical growth’.

Según EY, el porcentaje registrado en España de directivos que aprueban comportamientos poco éticos es inferior al obtenido en el conjunto de los países analizados para el estudio, que asciendo al 42%.

La encuesta recoge la percepción de los directivos de grandes compañías de 59 países de todo el mundo, entre ellas 50 españolas, sobre las prácticas de fraude y corrupción corporativas, así como sobre los procedimientos antifraude en las mismas.

En términos generales, la encuesta refleja que la percepción de los directivos sobre la generalización del fraude ha descendido, pasando del 34% al 28% entre 2012 y 2014. Sin embargo, sigue poniendo de manifiesto la buena aceptación de ciertas prebendas y comportamientos comprometedores para conseguir un negocio: un 18% aceptaría un obsequio relacionado con el ocio y el entretenimiento el 26% en 2012, un 12 % diría que sí a un regalo el mismo porcentaje que hace dos años, un 10% aceptaría un pago en metálico un 12% en el sondeo de 2012 y un 8% estaría de acuerdo en hacer “la vista gorda” a los datos de sus estados financieros frente al 2% de hace dos años.

“Bien sea por las consecuencias de la crisis, bien sea por una progresiva instauración de una cierta ética en los negocios, parece que la preocupación de los ejecutivos españoles antes la generalización de las prácticas corruptas se ha relajado en los dos últimos años”, señala Ricardo Noreña, Socio Responsable de Forensic de EY. “A pesar de ello, en la medida en que nuestra economía y los capitales vuelvan a coger velocidad de crucero, las empresas deben estar preparadas y atajar los comportamientos poco éticos evitando elevados costes, también reputacionales”, añade.

Además, la presión de los directivos de nuestro país por conseguir sus objetivos empresariales parece ser de las más bajas entre los países analizados, según refleja este informe, y sólo un 6% reconoce haber experimentado un caso de fraude en los últimos dos años. El porcentaje es exactamente el doble, el 12%, cuando se tiene en cuenta el promedio de los países de Europa occidental y coincide también con el del conjunto de la muestra analizada.

Relajación de las barreras anticorrupción

Otra de las cuestiones que en estos dos últimos años también parecen haber “perdido fuelle” entre las empresas es la instauración de procedimientos y políticas antifraude y corrupción y de cumplimiento, incluyendo códigos de conducta.

Hoy por hoy, un 54% de los consultados las tiene en cuenta, frente al 74% de los sondeados hace dos años, a la vez que ocupamos las últimas posiciones en contar con estas medidas sobre el conjunto de los países analizados; solo los países bálticos y Egipto están por debajo.

Al mismo tiempo, también son más laxas las políticas de penalización de no cumplimiento en España respecto a hace dos años: un 56% frente al 68% de los directivos así lo reconoce. Y, hoy por hoy, solo un 20% de los directivos españoles tiene en consideración la instauración de un canal de denuncia whistleblowing para los empleados en las empresas.

Ciberdelitos y cibercriminales

Otra de las cuestiones analizadas cuya importancia va in crescendo cada año en esta encuesta es la percepción ante el cibercrimen. En concreto, en España, un 58% de los preguntados considera esta cuestión como un riesgo considerable o muy elevado, y ocupamos la decimoquinta posición entre los más preocupados por este asunto, de los 59 países analizados.

En lo referido a los principales autores de ciberdelitos que más quebraderos de cabeza generan a nuestros directivos, a la cabeza se sitúan los hackers o hacktivistas un 58%, le siguen los propios empleados o colaboradores 40%, los ciberdelincuentes procedentes de la competencia un 38%, el crimen organizado 16% y, por último, el procedente de otros estados 4%.

“La legislación debe ser clara respecto a los delitos existentes y a los que están por llegar, además de contar con el asesoramiento de expertos que conozcan el en ocasiones complejo modus operandi del fraude y la corrupción en el mundo de los negocios, de las finanzas y de la contabilidad en general. En este sentido, sería también deseable que se aplique la Ley de modo ejemplarizante a la hora, por ejemplo, de ejecutar la búsqueda del dinero defraudado o la reparación del daño causado”, concluye Ricardo Noreña.

Fuente: RRHH Press

Un 14% de los directivos españoles prevé contratar trabajadores en el tercer trimestre del año

Un 14% de los directivos españoles espera incrementar la contratación de empleados durante el tercer trimestre del año, según se desprende del ‘Estudio Manpower de Proyección de Empleo’, elaborado por la compañía de Recursos Humanos.

El informe pone de relieve, además, que el 77% de los directivos encuestados por Manpower no espera cambios en sus plantillas, mientras que un 9% anticipa un recorte de su fuerza laboral. Teniendo en cuenta las fluctuaciones provocadas por la estacionalidad, la proyección de empleo neto se sitúa en un +2%.

Manpower señala que desde principios de 2008 no se recogían datos tan alentadores en términos de expectativas de contratación, y este es el segundo trimestre consecutivo de proyección positiva tras 23 trimestres de registros negativos. Las previsiones de contratación se mantienen relativamente estables en comparación con el trimestre anterior y han mejorado en 8 puntos porcentuales respecto al tercer trimestre de 2013.

Según Raúl Grijalba, Presidente Ejecutivo de ManpowerGroup, “estos datos muestran que el mercado laboral en España está registrando un cambio de tendencia y que la economía de nuestro país es capaz de crear empleo con un crecimiento del PIB alrededor del 1%, a pesar de registrar, de momento, aumentos todavía tenues.

La confianza de los directivos es fundamental para la creación de empleo, y nuestra última investigación indica signos favorables y que la tendencia es real”.

La zona Noroeste, la única con resultados negativos

En cuanto a la Proyección de Empleo Neto por zonas, el estudio de Manpower revela que en todas las áreas se prevé un crecimiento de las contrataciones, a excepción de la Noroeste -1% y la Noreste 0%. Los planes de contratación más optimistas se encuentran en el Sur, con una Proyección de Empleo Neto del +6%. También se espera crecimiento en el Centro y el Este, donde la Proyección se sitúa en el +4% y +3%, respectivamente.

El Estudio Manpower divide España en seis regiones, con el objetivo de conocer las previsiones de cada una de las zonas: Centro Castilla-La Mancha y Madrid, Este Comunidad Valenciana y Murcia, Noreste Baleares y Cataluña, Noroeste Asturias, Castilla y León y Galicia, Norte Aragón, Cantabria, La Rioja, Navarra y País Vasco y Sur Andalucía, Canarias y Extremadura.

Si se realiza la comparativa anual y trimestral, los datos son más positivos que el año anterior, pero en cuatro de las seis regiones se observa una disminución de la proyección de empleo en comparación con el trimestre anterior.

En comparación con el segundo trimestre de 2014, la disminución más notable, de un 7%, se advierte en el Norte, mientras que ha descendido un 3% tanto en el Noroeste como en el Sur. Por otra parte, los planes de contratación se fortalecen en dos regiones, la Este y la Noreste.

En cinco de las seis regiones se producen mejorías en las Proyecciones en comparación con el año anterior. El mayor incremento se registra en la zona Este, con un aumento del 17%, seguida de las regiones Sur y Centro, con 12 y 9 puntos porcentuales más respectivamente. La región Noroeste es la única que reduce sus intenciones de contratación, concretamente un 6% menos.

Fuente: RRHH Press