Fujitsu ayuda al Big Data con la solución Primeflex para Hadoop

Con frecuencia el Big Data se convierte en un obstáculo para las empresas que comienzan a dar sus primeros pasos hacia la implementación de las soluciones. Para intentar ayudar a sus clientes a solucionar esta situación, Fujitsu ha lanzado Primeflex para Hadoop. Se trata de plataforma escalable para grandes volúmenes de datos, que combina hardware pre-configurado y pre-probado, con las ventajas del software de código abierto, ayudando con la analítica de datos.

La compañía se dirige de esta manera dentro de las empresas a las áreas funcionales como son las de finanzas, gestión de las TI y unidades de marketing, que son las que más pueden beneficiarse de la mejora de los procesos a través del uso y explotación de Big Data. Así mismo, a través de la integración de aplicaciones analíticas como Datameer, Fujitsu permite a los usuarios empezar a utilizar grandes volúmenes de datos sin necesidad de involucrar al personal de TI en la creación de procesos complejos que requieren mucho tiempo.

En definitiva, hablamos de un appliance que consolida más de 20 sistemas integrados para cargas de trabajo específicas en su marca Primeflex. Con él, se simplifica la implantación de Big Data. Es un cluster todo-en-uno diseñado para integrarse a la perfección con las infraestructuras hardware existentes, que aporta un procesamiento paralelo distribuido gracias a Clouder Enterprise Hadoop. Un software de código abierto que permite procesar y analizar los datos de diversas fuentes, los reúne y presenta un panorama general de cómo actuar con toda la información obtenida.

Fujitsu ofrece acceso a gran número de capacidades de consultoría estratégicas extremo a extremo, para maximizar la efectividad de Big Data, analytics y Hadoop. Además, sus clientes pueden beneficiarse de la integración y mantenimiento de Fujitsu, así como de apoyo al sistema y los servicios de ciclo de vida. Con el fin de simplificar conceptos como Big Data y agilizar la implementación de los proyectos, Fujitsu ha creado en Europa un centro de Big Data que ayudará a los clientes a obtener todos los beneficios de los proyectos en este campo, además de ofrecer una gama de sistemas integrados Primeflex para lograrlo, incluyendo la solución Grid In-Memory-Data, Primeflex for Terracotta BigMemory y la solución de Bases de Datos In-Memory Primeflex para SAP Hana.

La compañía japonesa ofrece diferentes versiones de Primeflex para Hadoop, como las versiones optimizadas para las tareas de almacenamiento intensivo y también soluciones paquetizadas en un sistema completo bajo un solo un número de pedido.

Fuente: computerworld.es

Lidiar con los obstáculos de cloud

A nadie le importa si el 1 por ciento de las empresas que construyen sus negocios en cloud no arrastra décadas de infraestructuras legacy con ellos, señala Zeus Kerravala, primer analista de ZK Research, a lo que añade que para el 99% restante –formada en su mayoría por empresas tradicionales como bancos y compañías dedicadas a la fabricación de bienes- el reto existencial radica en cómo atraparlas. La construcción de un SDDC representa el primer paso hacia una infraestructura cloud privada, que se construye para conseguir objetivos, pero cuya implementación resulta todo un reto cuando se trata de afrontar limitaciones técnicas y aspectos culturales.

SDDC es un término multifunción que incluye elementos de computación definidos por software, así como de conectividad, networking, almacenamiento, y una capa de orquestación que coordina la configuración de la infraestructura del centro de datos, mientras es dirigido por requerimientos y recursos de tipo service-level que han sido implementados por aquellas aplicaciones alojadas arriba del todo. Y, además, el punto de control único que un SDDC establece a través de una serie de APIs no se detendrá en las cuatro paredes del data center. Una arquitectura SDDC bien diseñada servirá como base para la instalación de una infraestructura definida por software que extiende sus niveles de control sobre todos los recursos TI, incluidos aquellos disponibles en nubes privadas, públicas y recursos alojados en data-centers tradicionales, tanto internos como externos.

Los estándares y aplicaciones basados en arquitectura abierta para SDDC no son lo suficientemente maduros, señalan los entendidos, pero ello no ha supuesto un obstáculo para Intel a la hora de crear un SDDC basado en OpenStack; un conjunto de tecnologías creadas por la Fundación OpenStack , e implementadas de una manera u otra en productos dotados de infraestructura para centros de datos que son ofrecidos al mercado por Cisco, IBM, Hewlett-Packard y otros gigantes de la industria. Tras probar la tecnología en un data center como campo de pruebas, el fabricante de chips está consolidando 13 de sus data centers internos, incluidos los tradicionales, así como aplicaciones cloud, bajo un único punto de control en software.

La infraestructura de Intel ofrece 5 APIs a sus desarrolladores de aplicaciones: una para programación, otra para conectividad, una tercera para el bloqueo de objetos, una cuarta para el almacenamiento de éstos, y la quinta para el control de la identidad. Intel ha incluido, asimismo, una opción de construcción de plataforma-como-servicio (PaaS) utilizando la plataforma open-sourcer Cloud Foundry. De este modo, los usuarios pueden acceder a APIs de niveles inferiores o bien emplear abstracciones situadas en niveles superiores.

Fuente: networkworld.es

Ocho propósitos de año nuevo para mantener tu ciberseguridad

Con el comienzo de un año nuevo llegan los propósitos que nos planteamos para los siguientes 365 días. En España, normalmente, están relacionados con la pérdida de peso, la mejora de la forma física o el aprendizaje de idiomas. Adquirir hábitos saludables suele ser otro de los proyectos más frecuentes que nos planteamos en enero y suele estar relacionado con dejar de fumar, empezar a ir al gimnasio (y no sólo pagarlo), salir a correr…

Sin embargo, solemos olvidarnos de que también debe ser saludable nuestra otra vida, esa que tenemos cuando encendemos el ordenador, smartphone o tablet, cuando nos conectamos a una red social, cuando descargamos cualquier fichero o cuando ignoramos un aviso de nuestra solución de seguridad.

En este caso, el sentido común es nuestro mejor aliado y, aunque tener una buena solución de seguridad puede ayudar a protegernos, Kaspersky Lab recomienda hacerse ocho propósitos de año nuevo sobre ciberseguridad:

Contraseña fuerte. En 2015, deberías de aprender lo que significa y cómo crearlas y recordarlas. Recuerda que una forma segura y sencilla de estar protegido es utilizar códigos únicos para cada sitio web y uno súper único para tu dirección de correo electrónico principal.

Instalar actualizaciones del sistema. Es un compromiso que hay que adquirir y es mucho mejor si se hace en el mismo momento en que están disponibles.

Copia de seguridad. Almacena toda tu información para poder tener acceso a ella en cualquier momento, de forma segura, por supuesto, y verifica su funcionamiento. Así, dispondrás siempre de tus datos ante cualquier desastre y evitarás tener que pagar por recuperarlos.

Wi-Fi pública. Tomar precauciones antes de conectarte a una red wi-Fi pública y tratar de evitar las gratuitas, deberían ser dos de los principales propósitos para tu vida digital.

Phishing. No sólo deberías plantearte para este año aprender su significado sino, sobre todo, también a evitarlo. Verificar los enlaces de los sitios web y comprobar su extensión de archivo te ayudarán con este objetivo.

Contenido pirata. Descargar software o archivos piratas, además de ilegal, es una de las formas habituales que tienen los ciberdelincuentes de entrar en nuestros dispositivos. La mejor manera de evitarlos es no descargando este contenido y siendo precavido al utilizar redes torrent.

Precaución. Tanto online como offline, hay que estar alerta y aplicar el sentido común para estar protegidos.

Antivirus. Uno de los propósitos más firmes que debes tener este año es prestar atención a los avisos de tu solución de seguridad y mantenerla actualizada.

Fuente: economiadehoy.com