Lidiar con los obstáculos de cloud

A nadie le importa si el 1 por ciento de las empresas que construyen sus negocios en cloud no arrastra décadas de infraestructuras legacy con ellos, señala Zeus Kerravala, primer analista de ZK Research, a lo que añade que para el 99% restante –formada en su mayoría por empresas tradicionales como bancos y compañías dedicadas a la fabricación de bienes- el reto existencial radica en cómo atraparlas. La construcción de un SDDC representa el primer paso hacia una infraestructura cloud privada, que se construye para conseguir objetivos, pero cuya implementación resulta todo un reto cuando se trata de afrontar limitaciones técnicas y aspectos culturales.

SDDC es un término multifunción que incluye elementos de computación definidos por software, así como de conectividad, networking, almacenamiento, y una capa de orquestación que coordina la configuración de la infraestructura del centro de datos, mientras es dirigido por requerimientos y recursos de tipo service-level que han sido implementados por aquellas aplicaciones alojadas arriba del todo. Y, además, el punto de control único que un SDDC establece a través de una serie de APIs no se detendrá en las cuatro paredes del data center. Una arquitectura SDDC bien diseñada servirá como base para la instalación de una infraestructura definida por software que extiende sus niveles de control sobre todos los recursos TI, incluidos aquellos disponibles en nubes privadas, públicas y recursos alojados en data-centers tradicionales, tanto internos como externos.

Los estándares y aplicaciones basados en arquitectura abierta para SDDC no son lo suficientemente maduros, señalan los entendidos, pero ello no ha supuesto un obstáculo para Intel a la hora de crear un SDDC basado en OpenStack; un conjunto de tecnologías creadas por la Fundación OpenStack , e implementadas de una manera u otra en productos dotados de infraestructura para centros de datos que son ofrecidos al mercado por Cisco, IBM, Hewlett-Packard y otros gigantes de la industria. Tras probar la tecnología en un data center como campo de pruebas, el fabricante de chips está consolidando 13 de sus data centers internos, incluidos los tradicionales, así como aplicaciones cloud, bajo un único punto de control en software.

La infraestructura de Intel ofrece 5 APIs a sus desarrolladores de aplicaciones: una para programación, otra para conectividad, una tercera para el bloqueo de objetos, una cuarta para el almacenamiento de éstos, y la quinta para el control de la identidad. Intel ha incluido, asimismo, una opción de construcción de plataforma-como-servicio (PaaS) utilizando la plataforma open-sourcer Cloud Foundry. De este modo, los usuarios pueden acceder a APIs de niveles inferiores o bien emplear abstracciones situadas en niveles superiores.

Fuente: networkworld.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s