Las empresas no pagarán impuesto de sociedades si facturan menos de 50.000€

Otra de las medidas aprobadas por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas en esta semana es que las empresas con ingresos inferiores a los 50.000 euros al año no estarán obligadas a declarar por el impuesto de sociedades. El propio ministro Cristóbal Montoro ha anunciado la nueva normativa.

Alivio para las empresas con baja facturación

La nueva modalidad aliviará a las pequeñas y medianas empresas cuya facturación es inferior a los 50.000 euros al año del cumplimiento de las obligaciones formales. La nueva medida tiene carácter retroactivo con tiene efecto desde el 1 de enero del presente 2015. Gracias a esta novedad muchos colectivos en esta situación se verán beneficiados, como puede ser el caso de asociaciones de vecinos u otras entidades municipales que, tal y como señalan desde el Ministerio, “cuentan con recursos personales y materiales limitados para atender las exigencias formales tributarias”.

Se aprobará en los próximos días en el Consejo de Ministros

El ministro Montoro ha emitido un comunicado para informar al presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) de la nueva propuesta y en un plazo breve de tiempo está previsto que esta disposición se lleve al Consejo de Ministros para que se apruebe. Desde ese momento, las empresas con ingresos inferiores a 50.000 euros estarán excluidas de la declaración del impuesto de sociedades, siempre que el importa total que se destina a las rentas no exentas no supere los 2.000 euros al años y tampoco que sus rentas estén retenidas.

Otras medidas anunciadas en el debate sobre el estado de la nación

Esta es otra de las nuevas medidas propuestas una vez finalizado el debate sobre el estado de la nación. Entre las medidas más destacadas por el Gobierno están las bonificaciones a la hora de contratar un nuevo trabajador con menores o familiares dependientes al cargo, o la ley de la segunda oportunidad para los emprendedores que han fracasado en un negocio puedan volver a emprender, y también la puesta en marcha de la tarifa reducida para fomentar los contratos indefinidos, en la que las empresas quedan exentas de cotizar por los primeros 500 euros de sueldo que perciba el trabajador.

Fuente. Territorio Pyme (Cincodias.com)

El 95% de las pymes podrían ser multadas con 300.000 €

Un 95% de las pymes incumplen la ley en cuanto a la privacidad de datos y podrían ser sancionadas con multas de hasta 300.000 euros, según un dato facilitado por la Asociación Profesional de la Privacidad de Castilla La Mancha y que recoge Equal.

Todas las empresas, profesionales y administraciones publicas que tengan la titularidad de datos de carácter personal tienen que cumplir una serie de exigencias que recoge la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD). Sin embargo aún siguen siendo muchas las compañías que desconocen su funcionamiento.

La mayoría de las pequeñas y medianas empresas (95%) incumplen la ley con faltas catalogadas como graves o muy graves, según el baremo que recoge la LOPD. En realidad el 70% de las infracciones cometidas cuentan con la calificación de graves o muy graves. Las sanciones oscilan en el caso de las primeras entre los 40.001 y los 300.000 euros, mientras que las muy graves van desde los 300.001 hasta los 600.000 euros.

Estos datos se extraen de un estudio realizado por la Asociación Profesional de la Privacidad de Castilla La Mancha. Para ello contó con la colaboración de 200 compañías. Las incidencias registradas en ellas referentes a la protección de datos podrían haber significado sanciones que se elevarían hasta los 6 millones de euros. Aunque parezca poco, es un cifra muy dañina para la mayoría de las pymes.

Estas cifras se consideran extrapolables al resto de las empresas que hay en España, según los estudios que tiene la AEPD. Advierten de la necesidad de cumplir con la normativa para evitarse en el futuro posibles multas económicas. Desde Equal apuntan que en la mayoría de las ocasiones, “esas infracciones se producen como consecuencia de actuaciones negligentes ocasionadas por la falta de conocimiento de la normativa o por no haber adoptado las medidas impuestas por la misma”. Advierten de que el desconocimiento de una ley “no exime de su cumplimiento”.

Fuente: Territorio Pyme (cincodias.com)