El Smart Working desbancará al teletrabajo

Captar y descubrir lo que realmente es beneficioso, tanto para las compañías como para el trabajador, es básico para que una sociedad funcione y evolucione.

Términos como el teletrabajo, han sido implantados por  empresas y trabajadores, descubriendo sus grandes ventajas, aunque no muchos salieron beneficiados, porque según las cifras de España, a diferencia de otros Países, resulta todavía una opción minoritaria. Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), sólo el 27% de las empresas apuestan por el teletrabajo a día de hoy. Ahora, ya forma parte del pasado, un nuevo concepto invade el mercado profesional y debido a las posibilidades que ofrece, se le augura un gran futuro. El Smart Working está entrando con fuerza y nuestro país tiene las posibilidades tecnológicas para poder implantarlo con seguridad y que todos salgamos beneficiados. Este “trabajo inteligente” desbancará al teletrabajo, y gracias, a los avances tecnológicos, todas las empresas pueden ofrecerlo. “ Afirma Fernando de Agueda, fundador de la empresa de reciente creación de Colaboraciones Unificadas Cola- Bora.

En el Smart Working  no se trabaja por horas, sino por objetivos

Smart Working o teletrabajo

Internet es clave: En ambos casos. Como en el “teletrabajo”, en el “Smart working”  las tareas que se requieren se pueden realizar  desde cualquier lugar (desde casa, desde una cafetería o desde una biblioteca). En definitiva, desde el espacio que el trabajador prefiera, siempre y cuando cuente con una buena conexión a internet.

Nuevo trabajo: por objetivos: En el teletrabajo por lo general, se trabaja dentro de un horario definido, de la misma forma que lo hay en un trabajo de oficina tradicional. Sin embargo, un profesional smart worker no se trabaja por horas, sino por objetivos.

No control: Al trabajar por objetivos, el control por parte del empresario no se lleva a cabo a partir de unas determinadas horas trabajadas, sino a través de los objetivos cumplidos o las tareas terminadas.

No sólo son autónomos: Aunque es más común en el ámbito de la colaboración freelance, cada vez es más habitual en el mundo de los empleados tradicionales.

“SMART WORKER”, EL NUEVO TRABAJADOR CON MULTITUD DE VENTAJAS

Más productividad: Esto es posible gracias al sistema de trabajo por objetivos. Un Smart worker está trabajando las horas que debe, ya que estar más horas delante del ordenador, no significa que se haga más. En este caso, la persona trabajadora, intenta alcanzar los objetivos lo antes posible para disfrutar de su tiempo libre u otras tareas cuanto antes.

Más conciliación:Un Smart worker tiene la posibilidad de gestionar sus horas  de trabajo según sus responsabilidades familiares.

Reducción de costes: Con este nuevo sistema se reducen los costes de desplazamiento al puesto de trabajo diariamente (tanto de tiempo, como de dinero). Trabajar desde casa o desde cualquier lugar con acceso a internet, supone un ahorro mensual importante. Además, también es un ahorro para la empresa, ya que no tiene el gasto de luz, agua, calefacción, etc, que supone tener al trabajador de forma presencial.

Mucha más libertad: Libertar a la hora de decidir dónde y cuándo trabajar genera bienestar en el empleado, en el autónomo o colaborador. Y esto, por supuesto, supone  mejores resultados laborales.

Fuente: revistabyte

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s